domingo, 28 de mayo de 2017

RuneQuesters épicos: Capdemut

2 comentarios
 
En esta entrada entrevisto a Capdemut, un veterano máster de RuneQuest, y otros muchos juegos de rol, que no oculta su pasión por Glorantha ni por Ravenloft, sus dos mundos de fantasía favoritos. Además de los juegos de rol, este señor tiene otra pasión que es escribir. Y escribe mucho en sus tres blogs. Así, en plural, porque tiene tres: el primero fue El blog mediocre donde habla de juegos de rol desde el 2009. Luego está El día del testículo, donde publica relatos con un tipo de humor muy particular desde el 2011. Finalmente, es el autor del blog J.C. Rosa, que inició en 2017 y está centrado en su incipiente carrera como escritor de relatos. De hecho, ya ha publicado un libro de relatos y está preparando otro incluso mejor que el primero.


Conocí a Capdemut primero por sus breves reseñas de los suplementos de RuneQuest que publicó hace tiempo en El blog mediocre. Luego, por casualidad, empecé a leer una de las partidas de RuneQuest que estaba dirigiendo en 2011 en Comunidad Umbría para dar a conocer este juego de rol a más gente. Esa partida se llamó «Glorantha» (leer más aquí) y me quedé tan enganchado leyéndola que le pedí si podía unirme. Entonces empecé a participar como jugador con el personaje de Kenvent. Y me lo pasé en grande. Luego tuve oportunidad de conocerle en persona en una quedada de Glorantha Hispana y más tarde en las Novelda Rolea de 2015. Pero desde la campaña de Glorantha que tenía pendiente hacerle una entrevista para agradecerle todo el esfuerzo que vertió en dirigirla. Vamos con las preguntas y respuestas:


Sobre Capdemut


¿De dónde viene el apodo Capdemut?

La traducción literal de «capdemut» sería «cabeza de ganso», que en mi tierra se utiliza como una especie de insulto cariñoso. Sería algo parecido a que te llamen «ceporro» en el resto de España. Cuando me mudé a Alicante lo adopté como apodo para Internet porque allí no se conoce ese significado y me pareció gracioso. El problema es que ahora mucha gente cree que ese es mi apellido y a su vez que mi apellido, que es Casanova, es un apodo. Supongo que esta última confusión de deberá a mi gran atractivo físico y éxito con las mujeres.

Pues es una posibilidad, claro. Pero dime: de tus tres blogs, ¿cuál es el mejor?

No tengo un blog favorito ya que cada uno de ellos tiene una función distinta. En El Blog Mediocre hablo de mis aficiones , que son los juegos de rol y tablero, comics, películas… Es mi blog friki, aunque no me gusta mucho usar esa palabra. El Día del Testículo lo utilizo como una especie de purga literaria. Todas las ideas raras, historias demasiado rocambolescas para ser publicadas y cosas extrañas en general van allí. Realmente es una sorpresa el tener seguidores, que aunque escasos, son inquietantemente fieles. Finalmente el blog al que llamé JCRosa (que son mis iniciales y mi segundo apellido) fue un trámite que como supuesto escritor debía cumplir. Hablo sobre literatura, sobre eventos en los que aparezco etc… Es un blog serio y la verdad es que me resulta un desafío en cierto modo.

¿Por qué llamas «mediocre» a tu blog sobre rol? A mí no me lo parece...

Cuando comencé a explorar Internet, que no fue pronto, ya que tomé contacto con la red cuando ya tenía casi treinta tacos, me di cuenta de que había algunos blogs realmente currados y por ello casi no me atrevía a abrir uno propio. Así que cuando me decidí quise dejar patente que el mío no sería uno de esos.

El libro de relatos de Capdemut

¿Qué fue lo que te animó a empezar a escribir un blog y luego un libro de relatos?

Llevo escribiendo desde que tengo uso de razón. Escribo relatos, poesía, microrrelato, ensayo… La idea de crear un blog apareció por pura envidia. Todo el mundo tenía blogs y yo también quería uno. Y luego quise dos. Y luego tres… Soy un escritor insaciable. Lo de Textos de mediocridad e hiperrealismo, que es mi primer y único libro hasta ahora, era algo que llevaba por la cabeza desde hacía muchos años. No voy a explicar el porqué, pero el año 2016 decidí que había llegado el momento y me autoedité. Y la verdad es que no podía ni imaginar lo bien que me iba a ir.

Y ahora estás trabajando en otro. ¿Qué nos puedes adelantar de tu próximo libro de relatos?

El próximo libro va a ser muy distinto a este primero. Desde que me lancé a la piscina con el primero he estado estudiando técnicas narrativas y aprendiendo muchas cosas que desconocía sobre la literatura en general, de modo que creo que será un libro con relatos mucho más trabajados que este primero. Piensa que en «Textos…» metí cosas que había escrito con 17 o 18 años, y eso se nota. El título todavía no está decidido, pero si puedo adelantar que serán cuatro relatos largos con una buena dosis de humor y acción que creo que podrían calificarse como género «pulp» y con los que espero llegar a un público más amplio que con el primero.

¿Si vivieras en Glorantha, cuáles serían tus tres runas y en qué región preferirías vivir?

Mi primera runa sería Vegetal, por mi afinidad con la naturaleza. La segunda Verdad, ya que es también la runa del conocimiento. Y la tercera sería quizás Ley, ya que es una runa de estabilidad. En cuanto a la región… Aunque me encanta Prax, creo que si tuviese que vivir en Glorantha elegiría el corazón del Imperio Lunar, por eso de que es más difícil que un monstruo te coma o una guerra se te lleve por delante. Si me lo hubieses preguntado hace veinte años seguramente te habría dicho que en Murallas Blancas, dispuesto a morir luchando contra la Luna Roja, pero la edad nos cambia la perspectiva de las cosas.


Sobre los juegos de rol


¿Cómo descubriste los juegos de rol, RuneQuest y Glorantha?

Mi primer contacto con el rol fue a través del mítico Heroquest de MB. Recuerdo que teníamos 13 o 14 años y jugábamos durante horas y horas. Un día, el hermano mayor de uno de mis amigos llegó y nos dijo que existían unos juegos que se podía jugar con la imaginación y que por lo tanto no estaban limitados a ningún tablero. Entonces imaginé a mi guerrero bárbaro abriendo una puerta en la mazmorra y saliendo al mundo exterior y aluciné. Compré El Señor de los Anillos Básico y dirigí la primera partida. De allí pasamos al AD&D y cuando nos cansamos un poco de jugar siempre a lo mismo comenzamos a buscar juegos distintos. En esa época, por lo menos en Cataluña, vendían juegos de Joc Internacional hasta en los quioscos, por lo que un día vi el RQ en una estantería de una papelería y lo compré pensando que si salían tetas en la portada no podía ser malo. Y se convirtió inmediatamente en mi juego. Glorantha llegó unos años después. Llevábamos tiempo jugando al RuneQuest con una ambientación propia a la que llamabamos «Mierdland» de tan buena que era, hasta que conocimos a un tipo extraño, un rolero de la vieja escuela que nos dirigía partidas de juegos clasicos como Traveller, Ars Magica y cómo no, RuneQuest. Nunca llegué a jugar en Glorantha pero si hojeaba sus libros de vez en cuando. Pues resulta que el tipo ese tenía serios problemas económicos y pasaba bastante hambre; de hecho acabó comiéndose a su gato; momento en el que comenzó a vender sus juegos. Le compré todos los suplementos de Glorantha (a excepción de El Libro de los Trolls que no lo tenía y lo adquirí más tarde por mi cuenta) a un precio que hoy en día le haría cortarse las venas a cualquier coleccionista.

Qué suerte. Pero dime, eso de que se comió a su gato... Es una forma de incluir tu «hiperrealismo» en esta entrevista... ¿verdad?

Por desgracia para el pobre gatito, no te estoy exagerando. Era un tipo raro, realmente. Recuerdo que en el recibidor de su casa tenía enmarcada una foto de sus genitales porque según decía «así ya no tengo nada que esconder a quien entre por mi puerta». Pero dejemos a ese personaje y hablemos de mí.

Sí, será mejor. Hablando de personajes raros, ¿cuál ha sido tu personaje jugador favorito?

He jugado con tantos, que solo recuerdo los últimos, jejeje que viejo soy. No sabría decirte, aunque ahora mismo recuerdo con cariño a Gwernof (o similar), un agente de las bestias en los Reinos Jóvenes. Comenzamos una campaña de Stormbringer que se fue liando y con ese mismo pj jugué todos los suplementos publicados para ese juego. Lo considero todo un hito.

Como jugador, te he visto interpretar a un chamán babuino (en la partida de RuneQuest que dirigió Gran Orco en la Quedada Gloranthana de 2013) y a un trollkin (en la partida El ladrón en las sombras). ¿Te gusta reivindicar la épica de las razas menos impresionantes?

Aunque no lo creas, me gusta jugar con humanos, a poder ser empezando como campesinos y gentes humildes para irlos convirtiendo en héroes. Lo del babuino fue culpa de Roberto Alhambra, que se lo dije de broma y se emocionó tanto que no quise hacerle el feo luego. De todos modos me gustó mucho jugarlo. El trollkin ya fue algo más premeditado. Joaquín Ruiz nos permitió crear el pj libremente, inventándonos incluso las características, pero yo decidí tirar los dados. No sé porqué tenía la esperanza de que me saliera un trollkin sobresaliente pero no fue así. Suk (que viene de Zuccero, el cantante ese de «Baila, baila morena, solo cuesta una piedra…») era un ser desgraciado e incapaz de cualquier cosa medianamente compleja. Lo gracioso fue que los otros jugadores (que por supuesto no sabían que yo no había elegido las características) estaban convencidos de que Suk, en el fondo, tenía aptitudes impresionantes o era superinteligente o algo así. Eso dio pie a muchas situaciones cómicas y la verdad es que me lo pasé pipa en esa partida.


¿Qué cualidades valoras más en un director de juego?

Que sea capaz de percibir cuando los jugadores comienzan a aburrirse y sepa actuar al respecto.

Como máster ¿sueles tirar los dados delante o detrás de la pantalla?

Me gustan mucho las pantallas, pero más como elemento estético. Normalmente tiro delante de la pantalla, especialmente si es una tirada decisiva.

¿Con qué campaña gloranthana o runequestera has disfrutado más?

Como jugador, «El ladrón en las sombras», que además ha sido la única. Como director me lo pasé muy bien con Eldarad. Me parece un suplemento muy completo e injustamente menospreciado por muchos runequesteros.

¿Qué experiencia tienes con el juego de rol HeroQuest y qué te parece?

He intentado dirigirlo tres veces y las tres con el mismo resultado de desconcierto y frustración. No sé si es el juego, la traducción o que no es mi estilo, pero no puedo con él.

Qué pena. ¿Y qué opinas del próximo RuneQuest: Roleplaying in Glorantha?

Si te digo la verdad, estoy algo saturado de RuneQuestes. Me llevé un palo con el RQ6 de Runa Digital ya que pensaba que seguirían con la línea, que aparecería Glorantha… Seguramente si lo sacaran en español me lo compraría, pero más por completismo que otra cosa.

¿Qué estás dirigiendo o jugando en la actualidad y qué te gustaría dirigir o jugar en un futuro?

Estoy dirigiendo River of Cradles de RuneQuest en Comunidad Umbría y Un jardín en el infierno del Faith en mesa. Me gustaría dirigir… Todo. Continuar con una campaña de Ravenloft que dejamos a medias, probar cien juegos que tengo en la estantería muertos de risa… Me van a faltar años de vida.

River of Cradles es uno de los mejores suplementos para RuneQuest. Pero Capdemut lo dirige con las reglas de La Puerta de Ishtar.

¿Cuál es la pifia más tremenda que recuerdas?

Una de conducción en La llamada de Cthulhu en la que todos los personajes murieron en un accidente de coche. Fue como «Bueno, por lo menos no se nos ha comido un pulpo esta vez».

¿Cuál es la situación más absurda que recuerdas en una partida de rol?

Una vez tuvimos un máster que era totalmente incapaz de improvisar. No era mal tío pero sus partidas se ceñían tanto a lo que había en el libro que era imposible salirse del guión. Incluso los pnjs nos hablaban como autómatas descerebrados. En una ocasión llegamos ante una puerta que no podíamos abrir y como estábamos cerca de un pueblo fuimos a la taberna para intentar contratar a algún ladronzuelo, pero el pobre máster se vio superado, así que dio por terminada la aventura y comenzamos otra, sin nosotros saberlo, en esa misma taberna.


Sobre la campaña «Glorantha»


La trama de esta gran campaña (leer aquí) empezó sencilla, pero se fue complicando más hasta llegar a un final sorprendente. ¿Cómo se te ocurrió la trama? ¿Lo tenías todo preparado desde el principio?

¿Qué iba a tener preparado? Solo quería jugar una partida cortita para mostrar el mundo de Glorantha a nuevos jugadores y se complicó. Vaya si se complicó.

Flipo. ¿Y por qué elegiste la zona de Carmania, Brolia y el imperio lunar como marco de la historia?

Porque es una zona en la que en muy poco espacio existen muchas culturas distintas. Tenemos a los carmanianos, que tienen una sociedad feudal y que convive con los restos de culturas primitivas, el Imperio Lunar y las tribus bárbaras. Creo que es la zona ideal para comenzar a entender qué es Glorantha.

¿Qué escenas te parecieron especialmente interesantes o divertidas?

Hubo muchas escenas y muchos escenarios distintos y yo como director tuve que esforzarme por que todas ellas fueran interesantes y divertidas. Me cuesta elegir una. Recuerdo cuando cumplisteis condena en el norte, con un frío que pelaba, cuando convivisteis con los bárbaros, la fiesta de disfraces… Intenté que hubiese variedad. Y si tengo que quedarme con una, sería quizás la batalla final en la que se descubrió todo el rollo ese de las profecías y tal.


¿Qué acción de los jugadores te pilló desprevenido?

Al principio, una vez rescatada la niña debíais elegir devolverla a su familia en Brolia o entregarla a los lunares para que la educaran y le diesen una vida civilizada. Yo estaba seguro de que elegiríais lo segundo y ya tenía pensado qué pasaría después, pero no fue así. Tuve que desechar toda la trama que había pensado y empezar de cero. Del mismo modo, cuando decidisteis separaros en dos grupos me dieron ganas de suicidarme, pero no supe qué poner en la nota que le iba a dejar a mi mujer para que lo entendiera. Preferí seguir con la partida a tener un entierro indigno.

Menos mal. Pero si volvieras a dirigir esta campaña ¿cambiarías alguna cosa?

No creo. La partida no sería perfecta pero estuvo muy bien en general.

Estoy de acuerdo. Aunque, en algunos momentos, me pareció que acortabas los combates a favor de los jugadores ¿diriges igual cuando juegas en mesa?

Siempre dirijo con la idea de que las cosas demasiado largas se vuelven aburridas. Y por supuesto si hay que acortar, que sea en favor de los jugadores. En mesa también lo hago.

Interesante. Aparte de dar a conocer Glorantha y RuneQuest a más gente, ¿qué otros objetivos te planteaste con esta campaña?

Si te soy sincero, y aunque suene un poco a persona obsesionada, pensaba publicar un librojuego ambientado de Glorantha utilizando personajes que habían salido en la partida a modo de extras. Estuve escribiéndolo e incluso hablé con los de Runa Digital para ver si podía ser incluido como extra en la campaña de mecenazgo del RQ6 (ahora Mythras), pero me dijeron que había un follón con los derechos del nombre de Glorantha y me desmoralicé bastante. Lo tengo sin terminar arrinconado en una fría carpeta en lo más profundo de mi disco duro.

Espera, espera, ¿un librojuego sobre Glorantha? ¡Alucinante! ¿Qué nos puedes contar de la historia que llegaste a escribir? ¿Iba a estar situada en Carmania y el imperio lunar como las partidas de Comunidad Umbría? ¿Iba a tener reglas de juego o solo se trataba de escoger entre opciones a seguir?

Era una idea muy básica. Un joven orlanthi del Paso del Dragón debía llegar hasta Alda Chur para comprar unas medicinas con las que curar al hombre sabio de su aldea. Por el camino le irían pasando cosas que lentamente definirían el mundo de Glorantha para el lector: relaciones entre clanes, entre distintas culturas, entre razas diferentes, el Caos... y por supuesto con encuentros con monstruos. La idea inicial fue crear una sencilla hoja de personaje, pero creo que después lo modifiqué para que no fuera necesario. Me gusta simplificar. Al final quedó como uno de «Elige tu propia aventura» pero el personaje podía adquirir objetos y ganar estados para poder modificar el transcurso de la historia. Creo recordar que también se podía comerciar o aceptar trabajos una vez en la ciudad... Pero si te soy sincero igual lo he magnificado en mi memoria porque ahora mismo me está pareciendo el mejor librojuego del mundo.

A mí también, así que ¡ojalá te animes a terminarlo un día! Penúltima pregunta:
¿Qué recomendarías a alguien que se anime a dirigir una partida en Comunidad Umbría?

Que lo piense mejor y no lo haga. Es lento y tedioso y los jugadores tienen tiempo de sobra para pensar cómo estropearlo todo y volverte loco. No, en serio. Hay que echarle paciencia. Algunos jugadores desaparecen sin dejar rastro, otras te envían fotos en bikini continuamente, otros te buscan en Facebook y te cuentan su vida… Hay que estar preparado para todo.

Para terminar: creo que Glorantha es un mundo de fantasía poco aprovechado en las mesas de juego. ¿Qué recomendarías a alguien que se anime a dirigir una partida en Glorantha?

Mi recomendación es que se centre en una región concreta. Si quieres empezar una campaña que englobe toda Glorantha acabará metiendo tanta información en la cabeza de los jugadores que éstos acabarán saturándose y saliendo a la calle con las hachas y los cascos de cuernos, y el rol no necesita más mala prensa. Lo ideal es coger una zona geográfica relativamente pequeña (Paso del Dragón, Prax, Kralorela…) y jugar allí exclusivamente o hasta que los jugadores sientan la curiosidad de explorar algo más de mundo. La riqueza es tanta que se puede jugar cualquier tipo de ambientación, incluso con razas no humanas. Otro consejo es que no se ciñan a las reglas de RuneQuest. Hay decenas de reglamentos que encajan en los distintos escenarios posibles. En Glorantha las posibilidades son infinitas.

Estoy muy de acuerdo. Y con este buen consejo de máster veterano ponemos fin a la entrevista. Muchas gracias señor Capdemut por pasarte por el Runeblog y que... ¿qué dices? Ah, sí, lo de tu libro, vale, ahora lo digo: puedes leer los geniales relatos de Capdemut haciendo clic en los siguientes enlaces: este para adquirir en papel Textos de mediocridad e hiperrealismo y este para comprar el PDF (paga lo que quieras).


2 comentarios:

  1. ¿Diriges en Comunidad Umbría Capdemut? Pues cuando hagas algo de Glorantha avisa, que me he metido hace poco en Umbría y le estoy cogiendo el tranquillo. Buena entrevista, Runeblogger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sr. Rojo. 😊 Si encuentras una partida de Capdemut, no dudes en apuntarte, es un crack.

      Eliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff